Sant Serni de Tavernoles



Ir al Contenido

Articulos Históricos



EL MONAQUISMO EN LLORD└


Debido a mis trabajos relativos a la historia del Priorato de Covet (PJ) y del monasterio de San Saturnino de Tavèrnoles (AU), se me pide que haga una aproximación a las posibles relaciones entre el monasterio alto urgelense mencionado y la comunidad monástica de Sant Sadurní de Castell-Llordà. (=San Saturnino del Castillo de Llordá).

Una de las dificultades que uno puede encontrarse al querer conocer los hechos de manera cierta topa con la gran dispersión documental y la carencia de muchos de los originales. La otra dificultad radica en averiguar si la copia que nos ha llegado del documento original perdido y que fue hecha en épocas posteriores a los hechos que se citan es una falsedad documental real o aparente. Pensamos que algunos documentos (copias de originales) en caligrafía diferente en la época de referencia nos pueden hacer dudar del documento. Otras veces, la escritura puede ser plenamente falsa; pero explica un hecho cierto y, por esta razón, se redacta; y también se recoge como cierto y en sirve de base en documentos posteriores.

A continuación, debemos referirnos a la comunidad monástica del castillo de Llordà y su interacción con San Saturnino de Tavèrnoles y, posteriormente, con San Pedro de Àger. La recopilación de datos aprovechables es bastante extenso; afecta a los lugares de Isona, Llordà, Abella y su castillo, Conques, Benavent, castillo de Toló y Covet. Por razones obvias de espacio, nos limitaremos a Llordà y, excepcionalmente, en Isona y otros lugares. Quien desee mayor ampliación de datos puede consultarse a la bibliografía que se cita en el pie y localizable en Isona y en otros lugares.
De hecho, los hechos que se citan a continuación, podrían demostrarnos la dependencia de la comunidad monástica de Llordà de Tavèrnoles o de Àger según las sucesivas épocas.

Tavèrnoles recibe entre 912 y 914 del conde Seniofredo y del obispo Nantigis, varias iglesias y monasterios: se trata de los monasterios de San Vicente de Isona, San Martín de Albet, San Martín de Bescaran, San Esteban de Umfret, Sant Sadurní Aganense, San Jaime de Engordany y San Andrés de Castellbò (o de Tresponts, antes dicho Sant Iscle de Sentelles), en otros tiempos instituidos bajo la regla benedictina y ahora derribados y abandonados, para que restauren la vida monástica, rehagan los edificios y tengan cuidado de su patrimonio. Los obispos Nantigis de Urgell y Adolf de Ribagorza con el conde Seniofredo junto con muchos nobles, clérigos y religiosos del condado de Urgell les dan con sus alodios, diezmos y primicias, parroquias y villas subyacentes en el monasterio de San Saturnino y Baldric que era el abad.
Esta reforma territorial a favor de San Saturnino podría estar relacionada con la consolidación de la rama jacobea que, procedente de Foix, pasaba por Tavèrnoles y Anserall y por San Esteban del Pont empalmaba con el tronco principal del Camino de Santiago del Segre. Del mismo modo ocurre en algunas de las sucesivas donaciones que recibe el monasterio y que cubren la ruta del camino andorrano de Santiago de Compostela.
Recordemos que esta rama jacobea del Segre, antes de la conquista cristiana de Balaguer, llegaba hasta Nargó, Bòixols, Isona, Conques, etc, hasta Àger y conectaba por tierras de Huesca con el tramo que venía de Francia e iba hacia Compostela. Recordemos también que esta era una zona de Marca enfrentada a los ocupantes andalusíes.
Digamos también que por primera vez se cita el término de Covet (= Covecetus) con los de Isona, Llordà y otros lugares el 22.06.949 en la consagración de la iglesia de San Cristóbal de Salinoves (Baronia de Rialb - La Noguera) y al hacer mención de las diferentes lindes.

De este modo constatamos la existencia en aquellos tiempos antiguos de lugares que ya eran activos y, probablemente, con sus antiguos lugares de culto cristiano, a pesar de las razias sarracenas; y también que Arnau Mir intervino a su resurgimiento y repoblación.
Las donaciones de particulares también continúan y se puede observar que la zona de influencia del monasterio se extiende por Castellciutat y, por el camino de Taravall, hacia Llordà y Isona, dado que Borrell I de Barcelona y II de Urgell se expandió en una zona que debería haber sido consolidada por el condado del Pallars. Desde el puerto de Bóixols por toda la Conca Dellà, se estableció una zona de frontera entre los dos condados que iba por la sierra de Carreu y Noguera Pallaresa mientras que, hacia el sur, la zona de influencia en el Pallars actual llegaba hasta en la sierra del Montsec.
El 12 de julio de 973, Borrell, conde y marqués, y Wifredo, consanguíneo suyo, dan al monasterio de San Saturnino y al abate Ameli (962 a 973) la iglesia de San Vicente de Isona
qui fui destructa asarazenis, qui deserta fuit per annos multos, en el condado de Urgell, en el castillo de Abella, en el lugar dicho Isona. Dan también el alodio que tienen y que fue de Llobeta y de su hermano Olibà, y señalan las confrontaciones de la iglesia y del alodio.
Ahora llega el momento de hablar del famoso documento fechado el 30 de julio de 973 y que corresponde a la donación que hicieron el conde Borrell con su hermano Jofre -o Guifré- en que se adjudica al monasterio de Sant Sadurní de Tavèrnoles diferentes iglesias y monasterios de la Conca Dellà. Aunque ha sido base bibliográfica de muchos trabajos históricos, se trata de un documento falsificado, aunque se trata de una copia de otra anterior del siglo XII y, por tanto, es muy difícil decir con propiedad que el documento original perdido no fuera real. Posiblemente redactado el siglo XIII, es bastante útil a la hora de conocer datos sobre Isona y otros lugares de la Conca Dellà. Se trata de un documento falso, ciertamente, pero esta relativa falsedad documental no representa precisamente que los hechos explicados también sean falsos; entre otras razones porque se confirma esta donación en el testamento del conde Borrell y también se citan las propiedades de las iglesias en el acta de consagración de la iglesia del monasterio en 1040. Diremos, pues, que la escritura se creó para certificar documentalmente unos hechos históricos que pasaron de verdad; lo cual no quiere decir que se incluyeran unos derechos económicos que, quizá, no existían. El documento nos menciona las cercanías de Isona -de la que repite varias veces que est destructa-, de la iglesia del castillo de Llordà, de Clarà. El documento dice que se trata de la donación que los hermanos Borrell II, conde y marqués de Barcelona, y Jofre (o Wifredo), hacen el monasterio de Sant Sadurní de Tavèrnoles y al abad Ameli de iglesias, de antiguo fundadas en el extremo último de las Marcas, en el castillo de Llordà y en la ciudad de Isona, destruida por los sarracenos, Sant Sadurní de Llordà, Santa María de Isona y San Vicente, que había sido monasterio, cerca de la fuente llamada Clara (por eso algunos historiadores hablan de St.Vicenç de Fontclara o Clarà). Las dan con sus alodios y bienes, diezmos, primicias y oblaciones, señalan los límites, les permiten hacer aprisionar y llevar trabajadores para recuperar los baldíos y habitar en ella. También conceden a los monjes la aprisión de un término, en el lugar de Calcina, son fijadas las lindes, donde han de construir una iglesia en Santa María, y lo tendrán todo
tot sub manu et fidelitatede ellos y de sus hijos y descendientes. El motivo de estas teóricas donaciones radica en el prestigio que ya alcanzaba en aquellos tiempos el monasterio de Tavèrnoles con influencias ultracomarcales, aunque dentro de los límites del condado de Urgell. Si observamos un plano de la Conca de Tremp y, mayormente, la subzona de Isona y alrededores, podremos verificar el gran número de veces que se repite el topónimo Sadurní / Serni, principalmente en iglesias. El entonces ya existente y primitivo castillo de Llordà tendría su iglesia -San Sadurní de Castell-Llordà- a cargo de monjes de Tavèrnoles. Representaba de alguna manera la hegemonía de esta comunidad monástica en una iglesia de una zona alejada en el condado de Urgell pero capital por el control estratégico de las rutas que comunicaban la divisoria del Montsec con el Alt Urgell y Andorra y que recorrían los valles del Segre y del Valira. Y también la restauración de los páramos y la repoblación de Meià y Montmagastre.
La acción evangelizadora y repobladora de los monjes de SST así como su influencia en los territorios que eran del condado urgellés se hace patente por los frecuentes nombres del patrón que tienen muchas iglesias. Citamos algunos, siguiendo la ruta intercomarcal que une Nargó con Isona y Tremp: Gavarra (Alt Urgell, camino de Bóixols) y, rebasada Isona, Conques (casi desaparecida iglesia del castillo y este mismo totalmente), Suterranya (iglesia parroquial), San Serni (el propio pueblo y su iglesia parroquial).

Las razias de Al Mansur el 985 y las de su hijo Abd-el-Malek el 1003 destruyeron parcialmente estas actividades.

Existe un documento que se cree que es anterior al 993 aunque con fecha teórica del 25 de julio de 1036 donde se dice que Borrell, conde y marqués, da al monasterio de San Saturnino de Tavèrnoles unos huertos, de los que señala los límites, que tenía en la villa de Isona ante ipsas fontes
, en el lugar llamado Tudus.
El 24 de septiembre de 993 y en el testamento del conde Borrell II de Barcelona-Urgell se confirma la donación que había hecho en el monasterio de San Saturnino de Tavèrnoles los alodios de Llordà.

El 13 de noviembre de 1009, Ermengol I, conde y marqués, da al monasterio de San Saturnino la ciudad antigua llamada Loris, en el condado de Urgell, y término del castillo de Llordà, para remedio de su alma y la de su padre el conde Borrell.

El 17 de enero de 1010, Ermengol I, de nuevo, da al monasterio y al abad Ponç de San Saturnino los alodios condales situados dentro de los términos de los castillos de Llordà, Abella y Benavent, de los que señala los límites, entre ellos las antiguas villas de Loris, Subixano e Isona, que había sido ciudad en otros tiempos. Remarcamos este detalle final sobre Isona: concuerda con la mención del documento anterior del año 973 donde se decía que había sido destruida; el hecho de encontrarse la clasificada como villa parece demostrarnos que la reconstrucción se había completado durante todos estos cuarenta años transcurridos.

El conde Ermengol II de Urgel y su mujer Constanza venden a los ya casados Arnau Mir y Arsenda el castillo de Llordà por dos mil sueldos. Ager fue conquistada por el conde, y por su mano derecha el vizconde Arnau Mir, el 1034 y ya la campaña no se acabaría...

Arnau Mir de Tost parece que fue el fundador de la antigua canónica de San Pedro de Àger. La primera comunidad, tal vez benedictina
, se estableció el 1037. El 1048 ya se tiene constancia de una comunidad regida por un canónigo, de la que Arnau Mir obtuvo de la Santa Sede el privilegio de la exención episcopal, convirtiéndolo en un enclave religioso singular. En 1112 adoptó la regla de San Agustín, dejando la aquisgranesa que había seguido hasta entonces.
La constitución de la canónica y sus prioratos subordinados, con el de Covet, haga que Arnau Mir consiguiera completar en sus manos el control total del territorio, a todos los niveles: militar, político y religioso...

Caresmar vio un acta de consagración de la iglesia del castillo de Llordà del 1040 en el archivo de Àger. No nos ha llegado ningún documento. Podemos creer que dependía de Tavèrnoles y que, más adelante, ¿coexistiría con la canónica dependiendo de Àger?

 

Testamento de Arnau Mir de Tost, vizconde de Àger, donde deja una viña en el término de Llordà y dos condóminos al monasterio de San Saturnino, para remedio de su alma (11 de agosto de 1,071).

Al morir Arnau Mir, los litigios jurisdiccionales entre los condes de Urgell y la abadía ageresa ocasionan que se celebrara la segunda (¿o tercera?) consagración de la iglesia de San Saturnino de Castell-Llordà en 1085 y, al mismo tiempo, se estableció en esta iglesia una comunidad de canónigos, lo que intentó el retorno de la canónica al dominio episcopal de Urgell, a través de la comunidad de canónigos de la Seo de Urgel. Resuelto el litigio en contra de los intereses del obispo, San Sadurní volvió al dominio de San Pedro de Àger, y la comunidad de canónigos se desplazó el 1092 en Santa María de Covet, que era una posesión del obispado de Urgell. Esta posesión, sin embargo, no concuerda nada con registros del archivo de Àger donde se sigue citando Covet como un priorato suyo.

Así, el 2 de mayo de 1080, el abad Ramón, con el consejo y el querer de toda la comunidad del monasterio de San Saturnino, concede la iglesia de Santa María de Isona a Ermengol Bernardo, cura de la iglesia del castillo de Llordà, designado por el conde Ermengol, a condición de que haga celebrar el oficio divino por un clérigo en el transcurso del año, y reconozca la pertenencia directa y exclusiva de la iglesia al monasterio de Tavèrnoles.

También que entre 1316 y 1319 el abad Guillermo de Tavèrnoles recibía una orden del Papa, entonces Juan XXII, por la que éste le mandaba que, junto con los priores de Sant Jaume de Frontanyà y de Organyà, contribuyese a satisfacer la cantidad de cuatro mil libras barcelonesas que restaba de pagar los castillos de Isona y de Llordà, los cuales estaban tasados en nueve mil libras barcelonesas. La suma devengada la deberá proveerse de los diezmos de Tierra Santa, y la entregarán al obispo y al Capítulo de Urgell; de ello se sigue que estos castillos, las iglesias de los cuales eran del monasterio, ahora estaban en ruinas.

¿Podemos creer que Sant Sadurní del castillo de Llordà era una dependencia de San Saturnino de Tavèrnoles? Tenemos que pensar que no hay ninguna evidencia histórica concluyente ni suficiente documentación que lo certifique de manera definitiva, dado los sucesivos cambios de influencias en las diferentes épocas. Hay que decir, sin embargo, que tanta posesión territorial de iglesias por parte de Tavèrnoles y la alianza implícita que mantenía con los condes de Urgell le permitía a toda costa ser un factor importante en el desarrollo del hecho monacal a Llordà.

 

JOSEP-MARIA NOGUÉS i TORRE – Barcelona, 20.09.2012

---------------------------------------------------------------------------------------------------

Bibliografia consultable:

APROXIMACIÓ A L’HISTÒRIA DE COVET I EL SEU ENTORN – 1993 – ISBN  84.604-5536-X

ELS BENEDICTINS A TAVÈRNOLES-ANSERALL – 2011 – ISBN  978-84-9975-136-8






Regresar al contenido | Regresar al men˙ principal